Cómo cuidar tus manos del frío

Esta semana hemos sufrido un descenso brusco de las temperaturas. Ni nosotr@s ni nuestro cuerpo estaba acostumbrado a valores tan bajos en los termómetros, por lo que las partes más expuestas del cuerpo comienzan a sufrir, como es el caso de las manos.

Desde C de Martino vamos a ofrecer una serie de consejos para que las manos luzcan sanas y cuidadas ahora que el frío ha irrumpido con fuerza.

LLEGÓ EL FRÍO

Con el frío, las manos, que están siempre en contacto con el aire, se resecan, cuartean y la piel se vuelve menos suave. ¡Es hora de cuidarlas!

No estamos hablando solo de la belleza que pueden presentar nuestras manos, sino que el efecto del frío en ellas puede derivar en problemas de salud. La falta de cuidado y atención puede derivar en una xerosis, que es una sequedad extrema de la piel.

Esto puede derivar en cortes, coloración morada, enrojecimiento e incluso en problemas circulatorios que ninguna persona quiere sufrir.

Para evitar llegar a estos extremos, vamos a abordar los pasos a seguir para cuidar nuestras manos.

1 – Usar protección

El primer paso es aislar las manos del exterior. Cuando el frío aprieta, el uso de guantes se hace esencial para que las manos no sufran. ¡Intenta llevarlos puestos el máximo tiempo posible!

Otra manera de proteger las manos es usando agua templada. Cuando llegamos a casa de la calle, es tentador dejar que el agua caliente fluya entre nuestros dedos. Esta práctica es muy dañina, ya que el agua muy caliente agrede la capa protectora de la piel y contribuye a la deshidratación cutánea.

2 – ¡Que nunca falte una buena crema de manos!

Llevar en tu bolso un bote de Hands Cream Regeneration o la Crema de Manos de Alan Coar, resulta esencial para tus manos.

3 – Mantener la piel limpia

La piel de nuestras manos debemos mantenerlas siempre limpias. Para ello, se usa con asiduidad geles que contienen bastante cantidad de alcohol, que puede conducir a resecar las manos si se utiliza de forma excesiva. Para evitar esto, es mejor optar por geles de ph neutro.

4 – No olvidar las uñas

Si quieres lucir unas uñas con brillo y color, deberás usar tratamientos específicos para conservar su salud. Retirar cutículas, hidratarlas y pulir la superficie de la uña es esencial. Además, existen productos para solucionar posibles problemas, reparando a la vez que se embellecen. Para uñas, nuestros productos estrellas son el Endurecedor Cura Express, un tratamiento nutritivo para endurecer las uñas, el Gel de Calcio, que nutre la matriz y la superficie de la uña y el BB nail 8 en 1, que combina 8 acciones para mantener tus uñas a punto.

5 – Cutículas sanas para evitar padrastros

Para prevenir la formación de padrastros, cuidar los alrededores de las uñas es vital. El Aceite de Cutícula suaviza y combate su secado, por lo que te ayudará a mantener la cutícula sana.

5 claves para tener una piel saludable este otoño

En nuestro último post os contábamos cómo recuperar vuestra piel tras el verano, ahora vamos a centrarnos en unos consejos para afrontar el otoño y la llegada del frío de la mejor manera posible.

Con la llegada del otoño dejamos atrás el verano y las largas jornadas al sol. Pero hay algo que no podemos dejar atrás con el inicio de una nueva estación: el cuidado de nuestra piel.

Inconscientemente, cuando el sol deja de ser tan intenso, tendemos a relajarnos a la hora de cuidarnos la piel, bajamos la guardia. Algunos de los problemas dermatológicos más frecuentes en otoño son la deshidratación o la aparición de manchas causadas por el sol durante las vacaciones, alterando la pigmentación.

¿Por dónde empezamos?

Muy fácil, como siempre, por la base, la hidratación. Al menguar el calor, no ingerimos líquidos con tanta asiduidad, al igual que reducimos el uso de cremas hidratantes. Aunque el sol no sea tan intenso, los cambios de temperatura, las lluvias o el viento que empieza a soplar nos castigan la piel.

Una vez que tenemos claro este punto, vamos a ver las 5 claves que nos harán lucir una piel radiante en otoño.

1 – Duchas con agua no demasiado caliente

Las mañanas de otoño suelen ser frías, pero no debemos caer en la tentación de usar el agua demasiado caliente por mucho que nos guste. No hay que olvidar que una ducha demasiado caliente daña la epidermis.

Con una buena crema hidratante para el cuerpo como el Body Milk Karité de Massada, lograremos que la piel se mantenga suave, hidratada y en buenas condiciones. Para que nuestro rostro, que es la parte que más sufre los rigores del otoño, mantenga la elasticidad y frescura, recomendamos la Crema Hidratante Total.

2 – Utilizar fotoprotección

En otoño los días nublados abundan, pero los rayos solares siguen llegando a la superficie de la Tierra. Por lo tanto, en conveniente usar cremas protectoras como Bio Celular Radiance DD CreamCC Cream Pearl PerfectionCrema Hidratante Blanqueadora Completa a la hora de realizar actividades como pasear o practicar deporte al aire libre.

3 – Uso de antioxidantes

Ayudan a prevenir el envejecimiento cutáneo. Se pueden utilizar compuestos a base de vitamina C o E, carotenoides o coenzima Q10, como el Multivitamin Fusion. La vitamina C ayuda a dar luminosidad a la piel facial y actúa en profundidad sobre las células combatiendo el proceso oxidativo, pero también a través de frutas, verduras y zumos naturales, que desde el interior también proporcionan a la piel efectos beneficiosos.

4 – Protegerse del frío y el viento

Con los cambios de tiempo que el otoño nos tiene acostumbrados los últimos años, es esencial ser precabid@ y estar preparad@ para estos agentes externos, que pueden producir vasoconstricción y deshidratación, por lo que es importante protegerse utilizando prendas adecuadas.

5 – Tratamientos despigmentantes

En otoño el número de horas de sol y su intensidad comienzan a disminuir. Es el momento idóneo para eliminar las posibles manchas que existan en tu piel. Hay bastantes meses por delante para realizar procedimientos estéticos sin peligro, como el FluorOxygen+C, que combina complejos de vitaminas, múltiples ácidos y extractos vegetales que aclaran, unifican y rejuvenecen la piel con beneficios rápidos y duraderos.

Cuida tu piel tras el verano

Las vacaciones nos dejan la retina llena de recuerdos. Durante los meses estivales hemos estado rodeados de sol, playa, chiringuitos, buenos amigos y alguna que otra cerveza. Pero, lamentablemente, con la llegada de Octubre todo eso ha llegado a su fin, dando paso a nuevos propósitos. Si uno de ellos es el de cuidar tu piel, estás en el sitio adecuado.

Efectos como la deshidratación, la pérdida de luminosidad, la aparición de manchas, lunares y arrugas salen a la luz tras una larga exposición al sol. Pero tranquil@, con estos sencillos trucos tendrás tu piel radiante de nuevo. ¡Empecemos!

Cuidados para la piel

Tras todos los desgastes veraniegos, hay que ponerse manos a la obra y comenzar a darle vitalidad y brillo a nuestra piel para sentirnos mejor que nunca. El objetivo, una piel más limpia y sana, que refleje todas las experiencias que hemos vivido durante el verano.

1- Limpia y exfolia tu piel

Lo primero que debes hacer es limpiar en profundidad tu piel. Para ello te recomendamos limpiar tu rostro con un limpiador adecuado para tu tipo de piel y con agua por la mañana y por la noche. Así eliminarás toda la suciedad que se acumula a lo largo del día por la contaminación y otros factores.

Recuerda que también es recomendable realizar una exfoliación del rostro y cuerpo una vez a la semana. De esta forma, se eliminarán las células muertas y tendrás una piel más luminosa y cuidada.

2- Hidrátate

Como hemos dicho antes, tu piel ha sufrido mucho por el trato del sol, los químicos y el poco cuidado que se le hace durante los meses de verano. Por ello, hay que someterla a una hidratación profunda mañana y noche para recuperar la elasticidad y flexibilidad de tu piel.

También te aconsejamos usar protección solar durante el resto del año, sobre todo en el rostro. Así evitaremos la aparición de manchas o lunares y nuestro cutis estará más hidratado y cuidado que nunca.

Así que elige las cremas hidratantes y los aceites vegetales más adecuados para tu tipo de piel y ponte manos a la obra.

3- Alimentación

Todo no va a ser la utilización de agentes externos en nuestra piel. Ésta también la tenemos que cuidar desde dentro con nutrientes que nos ayuden a cuidar nuestro organismo, llenándolo de vitaminas y minerales beneficiosos para nuestra piel. Algunos de los alimentos que recomendamos son los cítricos, las zanahorias, tomates y frutos rojos.

4- Hazte una revisión

Siempre es bueno hacerle una visita a nuestro médico para que nos revise las manchas y lunares que han aparecido durante los meses de verano. Como dice el dicho, es mejor prevenir que curar, así que no te olvides de pedir cita y hacerte un chequeo a la vuelta de las vacaciones.

Coge cita con tu esteticista para una buena regeneración e hidratación profunda.

Como ves, el cuidado de tu piel tras el verano es muy simple si sigues estos 4 sencillos pasos que harán que tu piel luzca como nueva. Si mimas a tu cuerpo de esta forma te aseguramos que estarás list@ para la llegada del otoño.

¿Tienes alguna duda? ¿Quieres más información sobre algunos de los tratamientos que realizamos en nuestro centro para recuperar la luminosidad y vitalidad en tu piel? No dudes en ponerte en contacto con nosotros y nuestros profesionales te guiarán para conseguirlo.