Cómo tratar las arrugas

Las arrugas son uno de los signos faciales que más preocupan a las mujeres, ya que es uno de los factores que más pueden envejecernos. Superar los 40 es una barrera psicológica para toda mujer, pero esto no tiene que significar que nuestro rostro se llene de arrugas. Hoy vamos a conocer porqué surgen las arrugas y los factores que aceleran el envejecimiento.

Tener arrugas es inevitable, pero vamos a ver de qué manera se pueden minimizar sus efectos y hacerlas desaparecer.

Causa de las arrugas

La edad es un factor clave en la aparición de las arrugas. Con la llegada de la menopausia se ralentizan una serie de funciones en la piel que favorecen su aparición.

De esta forma, el colágeno disminuye debido al descenso de estrógenos, produciendo que la piel adelgace y pierda elasticidad y firmeza. Así, se reduce la capacidad de retener el agua en su interior, por lo que se deshidrata fácilmente.

Al no producirse de forma correcta el paso de nutrientes de la dermis (la capa más profunda de la piel) a la epidermis (la superficial), el cutis se ve apagado y desvitalizado.

Además del factor de la edad, abusar del sol o de las cabinas de rayos UVA provoca la destrucción de las fibras de colágeno y elastina, dañando las células que las fabrican, los fibroblastos.

Ayudemos a nuestra piel

Cumplir un ritual de hidratación diario resulta vital para evitar las arrugas. Si no cumples con ello y además tienes la piel fina, no te librarás de ellas. Las líneas de expresión o primeras arrugas pueden disminuir si usas con constancia las cremas adecuadas, como por ejemplo la Energetic Lifting Complex Cream de Massada, que reduce los antiestéticos capilares y ayuda a la formación de nuevas fibras de colágeno, o la Crema Hidratante Total de la Línea Essential Care de Massada, con propiedades reafirmantes, descontracturantes, hidratantes y antiarrugas, que suaviza los rictus y arrugas de expresión.

Cumplida la hidratación, el uso de productos específicos como las cremas antiarrugas con activos eficaces como el ácido hialurónico y la vitamina A o retinol son vitales. (Ejemplo cremas)

Hay que evitar el uso de productos con alcohol, como pueden ser los tónicos o los geles, ya que resecan la piel y favorecen las arrugas.

Combatir arrugas ya formadas

Cuando tenemos arrugas ya formadas, es recomendable usar por las mañanas una crema antiedad, como el Protector Solar Antiedad alta protección SPF 50 de Massada, la Crema Muse Protective Day SPF 30 de Christina o la Shielding Cream SPF 35 de Christina.

Este tipo de cremas son más completas que las antiarrugas porque también combaten otros signos del envejecimiento como las manchas, la sequedad y la flacidez.

Lavarse la cara con agua fresca va a ayudar a contraer la piel y los tejidos, reactivando la circulación sanguínea. Esto favorecerá a tener un rostro de aspecto más terso.

El maquillaje efecto lifting ayuda a definir el rostro, atenuando las arrugas.

Una crema reafirmante como la Crema Lifting (Amethyst & Collagen Lifting Cream) de Massada  o el Lifting Serum de Ácido Hialurónico de Massada, evitará la rigidez y la destrucción del colágeno, debiendo aplicarse cada noche.

Si una vez a la semana nos aplicamos una mascarilla hidratante facial reduciremos las arrugas más profundas y dejaremos la piel más flexible.

Zonas más delicadas

Estas zonas, como el contorno de los ojos y de los labios, hay que cuidarlas con productos específicos. Los productos para contorno de ojos favorecerán el drenaje de las tan odiosas bolsas mejorando su aspecto y reduciendo las ojeras. Los productos para contorno de labios permitirán sentir el contorno del labio terso, tonificado y lleno de energía.

También el cuello y el escote necesitan cuidados añadidos.

Tratamientos de estética

En C de Martino disponemos de varios tratamientos para las arrugas, que utilizamos en función de la profundidad de éstas:

  • Tratamiento Juventud de Perlas y Oro líquido con efecto Botox

Este tratamiento está indicado para todo tipo de pieles y personas que empiezan a notar señales de relajación y arrugas en la piel. Acelera la renovación de la piel y mejora las células superficiales dando lugar a una piel fina, suave, elástica y unificada. Ayuda a cerrar los poros de la piel.

  • Tratamiento Bio-Celular Regenerador

Regenera, estimula y potencia la energía de la piel en profundidad. Renueva los tejidos (ralentiza el proceso de envejecimiento celular). Revitaliza, manteniendo la energía de la piel durante 24 horas. Equilibra la hidratación y nutrición. Efecto antioxidante, prolongando la juventud de la piel.

  • Tratamiento Caviar

Dirigido a las pieles maduras, faltas de vida, tersura y elasticidad donde las arrugas y líneas de expresión ya existen. Ideal para aquellas personas que por edad, pérdida de peso o circunstancias especiales, necesiten un aporte de  proteínas y un extra de nutrición en su piel frenando el deterioro de la misma, volviéndola más elástica, luminosa y sana.

  • Tratamiento Reflexógeno Neluhm

Redensifica la piel, recuperando fuerza y firmeza. Efecto voluminizador, la piel se rellena desde el interior. Las arrugas y líneas de expresión se suavizan y borran. Activa las defensas de la piel combatiendo la oxidación desde el interior, ayuda a mantener las células más tiempo jóvenes, creando células más sanas y llenas de vitalidad, reduciendo reacciones adversas como alergias e intolerancias. Este tratamiento está indicado especialmente a partir de 40 años o personas más jóvenes con la piel prematuramente envejecida.