La micropigmentación, el maquillaje de las famosas

Habrás leído o escuchado sobre la micropigmentación y no sabes qué es. No te preocupes; en este post te lo vamos a contar. ¡Empezamos!

Resumiendo un poco podríamos decir que la micropigmentación es una especialidad de la estética con la que conseguimos rectificar, embellecer y equilibrar nuestros rasgos faciales y determinadas zonas de nuestro cuerpo.

Se podría considerar como un maquillaje semipermanente. ¿Estáis pensando en tatuajes? Pues tiene la base de un tatuaje, pero como hemos dicho, es semipermanente. Su color disminuirá gradualmente de tonalidad tendiendo a desaparecer en una media de 2 años.

Esta técnica es una alternativa perfecta para solucionar problemas estéticos, como en cejas y labios, aunque también puede usarse como método de maquillaje, como bien se ha extendido en el mundo de las famosas.

micropigmentación
Micropigmentación

Desde C de Martino proponemos hasta cinco técnicas diferentes de micropigmentación. Tres de ellas que se realizan en el rostro; cejas, labios y ojos. Las dos últimas para cicatrices y areolas mamarias.

El trabajo de micropigmentación en las cejas consiste en realizar el difuminado cuya técnica hace que ésta quede más compacta, y la técnica «pelo a pelo» con la que se consigue un trazo más real, simulando pelos naturales. Este tratamiento tiene una gran demanda, tanto si no existe pelo en dicha zona, como si la cantidad que hay en ella no está equilibrada, existiendo zonas más claras con alopecia.

Trabajo facial

Para los ojos, la micropigmentación consiste en realizar el eyeliner o línea del ojo, trabajando la base de las pestañas y realzando la mirada, consiguiendo una expresión muy natural y rejuvenecida.

Nos vamos hasta los labios, donde la técnica consigue un resultado muy natural puesto que no sólo se trabaja el perfil de éstos sino que también la mucosa, con lo cual se obtienen efectos de difuminado desde el perfil hacia el interior.

Trabajos corporales

En cuanto a los trabajos corporales; el trabajo en cicatrices consiste en disimularlas tras una modificación del color en cicatrices planas. Para las areolas mamarias, la micropigmentación es usada tanto para trazar una nueva areola tras una intervención quirúrgica, como para corregir color o forma de la existente.

Todas las técnicas conllevan un protocolo de trabajo, que se realiza antes de llevarlas a cabo. Una semana antes se realiza un test de sensibilidad del pigmento para descartar una posible reacción alérgica a éste. Superado el test, se llevará a cabo la micropigmentación.

Una vez terminado el trabajo, la zona es limpiada y se aplica el gel regenerador y calmante. Durante 2-3 días podrá haber inflamación. Pasado este tiempo seguirá el proceso de cicatrización hasta los 5-7 días posteriores al tratamiento. El trabajo habrá finalizado cuando pasados 30 días retoquemos lo que fuera necesario en trazo, color, grosor, etc.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo sobre la micropigmentación? ¿Tienes alguna duda? ¿Te gustaría que te expliquemos algún paso con más detalle? Para más información no dudes en contactarnos.

¿Te ha gustado? síguenos en nuestras redes o compártelo, muchas gracias.
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *