Electroestimulación

Esta técnica lleva muchos años utilizándose en el sector de la estética por los buenos resultados que se obtienen a nivel muscular y de piel.

Consiste en la contracción muscular por corriente galvánica con diferentes niveles de frecuencia, que variará según la sensibilidad de la persona y el modo de trabajo que se seleccione. La sesión es agradable y en ningún momento se llega a notar dolor.

Efectos que produce:

  • Previene la acumulación de la grasa corporal.
  • Aumenta la tonicidad cutánea.
  • Elimina acúmulos grasos localizados.
  • Previene la flaccidez.
  • Remodela la silueta.
  • Elimina la retención de líquidos, ya que esa contracción produce un bombeo, con lo cual conseguimos drenar.
  • Relaja las contracturas musculares.

 

La duración de la sesión oscila entre 35 y 50 minutos.
Los mejores resultados se obtienen repitiendo sesiones, 2 a 3 veces en semana con un mínimo de 10 sesiones.


Marcas